Soy María Mallo, nací en 1981. Con 18 años dudé entre estudiar arquitectura o bellas artes y me decidí por lo primero porque también me gustaban las matemáticas. Sin embargo, hay cosas que te persiguen, así que después de acabar arquitectura, estudié artes aplicadas a la escultura mientras hacía el doctorado y mientras concursaba con amigos haciendo grandes y utópicos proyectos de arquitectura. Luego una amiga y compañera de estudio me propuso hacer una mecedora para su chico y acabamos teniendo los tres una empresa de fabricación artesanal de mobiliario en la que actualmente ella sigue al frente. Por fin, en 2015 acabé la tesis y me mudé del centro al borde del río con mi maridito. Necesitábamos más espacio porque pretendemos ampliar la familia pronto y porque a mí me apetecía trabajar sola. Después de compartir espacio más de 10 años, me ha entrado la necesidad de estar rodeada de mi pequeño mundo, en mi pequeña habitación rodeada de mis tesoros. 

Es el momento de dar rienda suelta a mi cabeza, sin etiquetas, ni academicismos, ni excusas mentales. Soy incapaz de clasificarme y me siento siempre a medio camino entre el diseño, el producto o el arte. Ahora, en 2016 he decidido que no pasa nada y me he propuesto hacer y hacer y ya se verá a dónde llego. No arranco sin embargo desde el papel en blanco, las primeras piezas son derivas de la investigación de la tesis doctoral Sistemas Radiolarios, geometrías y arquitecturas derivadas. La idea es ir sacando productos poco a poco, la mayoría en series pequeñas porque no me gusta repetir, me aburre y me parece una pérdida de tiempo teniendo tantas cosas en la cabeza y siendo la vida tan corta. No repito salvo alguna excepción como la regla verde "Plantilla de Formas Eficientes", que espero que acabe teniendo toda la población, para erradicar la hegemonía de las esquinas y los ángulos rectos!. 

 Todas las cosas que hago y muestro aquí parten de mi interés por los patrones naturales, la hibridación entre la artesanía y las técnicas digitales de fabricación, los cuerpos, las emociones y las formas blandas en general. ¿Y por qué las vendo? pues porque para mí tiene más sentido que estén por ahí a que estén en mi cajón. Y porque mi meta vital es "vivir de lo que me gusta hacer" y no tener que separar el trabajo de las pasiones. Ahora bien, tengo ventaja porque me gustan muchas cosas: la docencia, la investigación y también la arquitectura!. Todo el resto de las cosas que hago las podéis ver aquí:www.mariamallo.com